Presentación de Mis Mejores Fotografías.

domingo, 24 de julio de 2011

Escalada en el Risco de la Majadilla Verde.

El Risco de la Majadilla Verde constituye una de las zonas de escalada más destacables del entorno de Cercedilla, en la Sierra de Guadarrama. Está formado por granitos de alta montaña muy bien equipados para la práctica de la escalada deportiva.

Vía Nº 7 "Espolón Budita" (V-): Con anclajes químicos. Es la vía perfecta para iniciar la jornada, ideal para calentar. Sin problemas tanto de primero como de segundo.
Vía Nº 1 "Tos Tamos de Curso" (V): Al principio tiene un paso chunguillo, pero después es disfrutona, dan ganas de repetirla una y otra vez.
Vía Nº 3 "La Desconocida" (V): Otra de las vías disfrutonas. Practicamos las maniobras de descuelgue.
Vía Nº 4 "Antigua" (6a): Mi primera vía de grado 6, impresionante. El primer tramo es el más difícil, sin apenas agarres, solo un filoncito al que amarrarse con cuerpo y alma. Imprescindible confiar en los pies de gato y untarse bien las manos con magnesio.

El acceso al Risco de la Majadilla Verde se realiza desde la carretera que sube al Puerto de Navacerrada. A la altura del Mesón Fonda Real hay que desviarse a la izquierda y tomar el camino que llega al Embalse de Navalmedio. Justo allí sale una senda que cruza el arroyo y luego sube por el pinar directamente al risco.

Esta es la primera de las vías, el "Espolón Budita", equipada con anclajes químicos. No tiene ninguna complicación, de modo que es perfecta para calentar.

Vía "Tos Tamos de Curso", ni idea de por qué se llama así, pero es la más chula, dan ganas de repetirla.

El paraje es muy agradable, los riscos están rodeados por el bosque. En la imagen Cercedilla, y al fondo el Alto de Los Leones de la Sierra de Guadarrama.

Guille se prepara para afrontar la "Antigua", la vía 6a. Al principio se sufre, aunque yo lo pasé peor más arriba.

El filoncito es la única salvación, hay que amarrarse a él con todas las fuerzas; el resto es cosa de los pies de gato; la expresión de Guille lo dice todo... Una trepada auténtica.

Y la foto para el recuerdo: Los integrantes del Curso de Escalada en la última de las jornadas. De izquierda a derecha: El Treparriscos (o sea, yo), Gerardo, Guille, Daniel (el pequeño) y Dany.

sábado, 23 de julio de 2011

Escalada en Los Emburriaderos.

Los Emburriaderos son unos riscos graníticos que se encuentran en una de las laderas del Puerto de Navacerrada, en la parte alta de la Cuerda de Las Cabrillas, perteneciente a la Sierra de Guadarrama. Allí existen varias vías equipadas para la práctica de la Escalada Deportiva.

Efectivamente la Sierra de Madrid posee una treintena de zonas de escalada lo que la convierte en una de las mejores escuelas de escalada de Europa y probablemente no exista ninguna capital en el mundo que tenga tan próxima semejante cantidad de vías.

Este es uno de los motivos por los que por fin me he animado a iniciarme en la práctica de la Escalada Deportiva, el paso previo para la Escalada Clásica o de Varios Largos. Y lo he hecho a través de la Escuela de Montaña de la Federación Madrileña de Montañismo, que como todos los años imparte cursos especializados.

Después de dos sesiones completas en rocódromo toca por fin la prueba de fuego: Equiparse y "trepar" por las auténticas paredes de roca... Gerardo, nuestro instructor, nos lleva hoy a Los Emburriaderos.

Vía Nº 2 "Pitimba" (V): Ha sido la primera vía; he subido de primero y de segundo, sin problemas. Practicamos las maniobras de chapar, mosquetonear y el descuelgue.
Vía Nº 1 "La Pinturrillas" (V+): Pierdo la confianza en los Pies de Gato y me agarro con fuerza con las manos; al final me sudan tanto que resbalo y caigo. Mi compañero Dany me sujeta con el Grigri y todo queda en un susto y en un rasponazo en la mano izquierda. Mi primera caída.