Presentación de Mis Mejores Fotografías.

lunes, 21 de septiembre de 1992

Majada de Ostón.

Situada a 970 m. de altitud en un lugar incomparable de la Garganta del Cares la Majada de Ostón es una terraza en la mitad del Cares que cuenta con una atalaya insuperable que ofrece vistas espectaculares del Macizo Central. Con sus cabañas construidas en la peña colgante da la impresión de encontrarnos en un pequeño Machu Pichu en medio de los Picos.

Ayer regresamos de nuestra aventura por la Torre Santa y Laura nos preparó para cenar un delicioso cocido montañes que causó estragos durante la noche. A pesar de ello hoy nos hemos levantado con el ánimo de subir a la Majada de Ostón. Allí suele llevar sus cabras Tino, un ganadero de Cabrales al que Laura conoció recientemente y que le enseñó cómo guarda los famosos quesos de Cabrales en una de las cuevas escondidas en la majada.

Para subir a la Majada de Ostón hay que dirigirse a Caín y hacer buena parte de la Senda del Cares hasta la Majada de Culiembro. Se distingue bien porque es la única majada de la Ruta del Cares, y marca el punto en el que la senda se tuerce hacia la derecha. De allí parte una senda que sube en zig-zag por la Canal de Culiembro directamente a la Majada de Ostón. Hay que salvar un desnivel de más de 600 metros, pero la ascensión ofrece vistas reconfortantes con la perspectiva de las altas cumbres del Macizo de Los Urrieles.

Tuvimos la suerte de encontrarnos con Tino, quien nos acompañó en la ascensión por la canal y nos enseñó los secretos que esconde su Majada.


La Pica de Ostón tiene una caída brutal sobre el Cares y permite contemplar numerosas canales del otro Macizo, como la Canal de Piedra Bellida o La Canal de Ría. También puede distinguirse el Collado Cerredo en lo alto de Amuesa y la panorámica completa de la vertiente asturiana de la Ruta del Cares.



No hay comentarios: