Presentación de Mis Mejores Fotografías.

viernes, 29 de mayo de 2009

Ascensión al Cueto Arbás (2.007 m.).

La Reserva Natural Parcial del Cueto Arbás se encuentra incluida dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea y del Ibias, en el concejo de Cangas del Narcea. Presenta un modelado glaciar muy interesante y peculiar, con turberas y una vegetación subalpina rica en especies botánicas de gran valor. El oso pardo también ha encontrado aquí su hábitat, junto a otras especies protegidas.


Realizo la ascensión al Cueto Arbás (2.007 m.) durante la primera jornada de la Travesía Transcantábrica. Partiendo de Caboalles de Arriba subo por la carretera del Puerto de Cerredo hasta coger la pista que conduce a la "Mina Escondida". Tras pasar por las minas, llego a la Vega del Palo y al Valle de La Fleitina, desde donde contemplo por fin la ascensión al Cueto Arbás.

Pronto me encuentro con los primeros obstáculos: No hay sendero que me lleve al Collado de Bobia, de modo que tengo que saltar numerosos cercos para atravesar las fincas, con el engorro que supone quitarme y ponerme de nuevo la mochila cada vez que llego a un cercado. A las 11:00 encuentro una sombra bajo un fresno que aprovecho para descansar. Ya estoy cerca del Collado de Bobia, pero todo está rodeado de grandes piornos y brezales y no se ve ninguna vereda que conduzca hacia arriba.

Subiendo al collado atravieso numerosos canchales que me dan un respiro después de abrirme paso como puedo entre los enormes piornos. A las 12:00 llego al Collado de Bobia (1.622 m.), pero hace tanto calor que me cuesta mucho avanzar por el piornal. Atrás quedan las minas y al fondo el valle de Caboalles.

Ahora toca subir por la ladera del Cueto Arbás hasta coger altura y liberarme por fin de tanto piorno y brezo. Dos horas me costó atravesar la barrera del piornal que preside las faldas del Cueto Arbás, un auténtico infierno intentar abrirse paso donde no lo hay, con la mochila a cuestas y con semejante calor. Con la cantimplora a punto de agotarse por fin alcanzo altitud, desaparecen los brezales y aparecen los primeros neveros. Gracias a uno de ellos lleno la cantimplora y recupero fuerzas para afrontar los últimos metros de la ascensión.

A las 14:30 alcanzo la cumbre del Cueto Arbás (2.007 m.), primera cota de la Travesía. La visibilidad es estupenda y ello me permite comprobar el recorrido de la travesía de los próximos días. Justo debajo se encuentra el Puerto de Leitariegos, lo que me advierte de un gran descenso.

Justo en frente puedo reconocer el Pico Cornón, que será mi próxima ascensión durante la tercera jornada de la travesía. Para el descenso buscaré la senda que seguro sube desde el Puerto de Leitariegos pasando por la laguna glaciar.

No hay comentarios: