Presentación de Mis Mejores Fotografías.

viernes, 27 de septiembre de 1996

Ascensión a Peña Valdorria (1.927 m.)

Tras una larga subida desde Nocedo de Curueño se alcanza perdido entre grandes montañas a 1.340 m. de altitud el pueblo de Valdorria, famoso porque allí cerca se encuentra la cueva a la que se retiró como anacoreta Froilán, el patrono de León. En su memoria se construyó la ermita-mirador sobre el desplome vertiginoso del río Valdorria. Al norte se levanta la imponente Peña de Valdorria, de 1.927 m. de altitud, espina dorsal de las primeras calizas que asoman en la Cordillera Cantábrica.

En un intento de retomar nuestra actividad montañera mi amigo Raúl y yo nos hemos venido a Valdorria para subir la Peña del mismo nombre que junto al Pico Correcillas es una de las montañas más visibles desde la capital leonesa. Hemos subido con el Fura hasta Valdorria, desde donde se adivina perfectamente la ascensión a la Peña. Lo primero que llama la atención a medida que vamos cogiendo altitud es el perfecto cuenco glaciar que aparece sobre el pueblo de Montuerto.

La cumbre se alcanza sin demasiadas complicaciones, no es necesario seguir ningún tipo de senda o vereda, solo se trata se buscar la forma más asequible para subir, pudiendo aprobechar alguna de las trepadas que ofrecen los riscos calizos.

Las vistas recompensan con creces el esfuerzo: El Valle de Valdeteja con el Pico Bodón, El Pico Correcillas, la Peña Las Pintas, las Montañas de Riaño, incluso asoma en el horizonte el Espiguete y Peña Santa .