Presentación de Mis Mejores Fotografías.

martes, 12 de febrero de 2013

Travesía Invernal por el Circo de Gredos.

El Glaciar de Gredos era el mayor de los glaciares del Sistema Central. Sus lenguas de hielo modelaron durante el glaciarismo cuaternario el paisaje más alpino del centro peninsular dominado por las más elevadas cumbres de la cordillera: El Pico Almanzor (2.591 m.) y La Galana (2.572 m.).  

La Galana vista desde El Canto del Rayo, en Los Barrerones de Gredos. 
Visité Gredos por primera vez el 9 de mayo de 2009 con la intención de aproximarme al hasta entonces desconocido para mí Pico Almanzor, el más alto del Sistema Central. Cinco meses después regresé para coronarlo y cumplir así con una de las ascensiones imprescindibles de mi "Proyecto 10 Cumbres".  

Mi objetivo en esta ocasión es realizar una de las grandes travesías de la Sierra de Gredos, la que recorre el corazón mismo de la sierra por El Gargantón y el Circo de Gredos, rodeando el gran macizo de los "Hermanos Mayores" de Gredos,  el Ameal de Pablo (2.509 m.), el Risco Moreno (2.499 m.) y el Cerro de los Huertos (2.471 m.), con el valor añadido de hacerlo en pleno invierno y escalando la segunda cumbre de Gredos: La Galana. 

Los "Hermanos Mayores" de Gredos desde El Gargantón.
La travesía que nos espera es larga, dura y con un gran desnivel acumulado. Su enorme dificultad nos obliga a realizarla durante dos jornadas, teniendo que pernoctar en el punto más alto de la misma, a los pies del Ameal de Pablo y La Galana, en un collado situado a 2.450 m. de altitud. Desde ese punto intentaremos escalar La Galana.

Sábado, 9 de febrero: Iniciamos la travesía en La Plataforma de Gredos, el principal punto de acceso a la sierra por su vertiente norte, desde Hoyos del Espino, en la provincia de Ávila. Porteamos material de escalada y todo lo necesario para montar un vivac a gran altitud.

Comenzamos a caminar a las 11:30 de la mañana desde La Plataforma a 1.760 m. de altitud. En poco menos de dos horas llegamos al Canto del Rayo (2.150 m.), desde donde divisamos la enorme magnitud de nuestra travesía.  


Laguna Grande de Gredos completamente congelada.
Un helicóptero del Grupo de Rescate de la Guardia Civil realiza varias pasadas sobre nuestras cabezas y se aproxima a las inmediaciones del Pico Almanzor donde probablemente habrá sucedido algún tipo de accidente. 

Descendemos a la Laguna Grande (1.948 m.) para retomar la ascensión al Collado del Gargantón (2.082 m.) desde donde pretendemos aproximarnos al Risco Negro para descender de nuevo al fondo de El Gargantón de Gredos. En este punto grabamos algunas tomas con la videocámara justo antes de que el viento y el frío extremo agotaran sus baterías.


video

Ascendemos por una angosta canal hasta llegar a un collado justo en la base de La Galana, a 2.450 m. de altitud. Después de varias horas de ascensión llegamos al collado justo a tiempo para preparar un vivac y montar la tienda antes de la puesta del sol. Elegimos un lugar al lado de una gran roca para evitar en la medida de lo posible que los fuertes vientos del lugar azoten nuestra tienda. 


Lugar donde montamos el vivac junto al Ameal de Pablo.
Tan pronto como se ocultó el sol la temperatura se desplomó y nos metimos rápidamente en la tienda. El termómetro marca dentro de la tienda 5º bajo cero. Los pies están "congelados" e hicimos lo posible para entrar en calor. 


Anochece en nuestro campamento. Al fondo, los "Tres Hermanitos".
Preparamos la cena y nos metimos en los sacos intentando aclimatarnos al calor del interior del saco. El termómetro sigue bajo cero dentro de la tienda y pronto lo corroboramos al intentar beber del agua congelada de las cantimploras. 



Durante la noche los fuertes vientos del norte hicieron que nos despertáramos cada dos por tres ante el temor de que la tienda no resistiese las embestidas. Al final, poco antes del amanecer, los cortavientos delanteros de la tienda no resistieron más y reventaron. Tuvimos que desmontar el vivac a toda prisa. 

Domingo, 10 de febrero:
El pronóstico del tiempo anunciaba para hoy un considerable empeoramiento, de modo que decidimos ascender rápidamente por una empinada rampa hacia la Portilla del Venteadero (2.484 m.) desde donde afrontaremos la escalada de la cresta cimera de La Galana.


En la Portilla del Venteadero.
El entorno es impresionante pero el fortísimo viento apenas nos deja mantenernos en pie. Avanzamos por la cuerda con mucha precaución puesto que hay rachas de vientos tan potentes que literalmente nos empujan al abismo. Al final no tenemos más remedio que abortar la escalada, nos quedamos a escasos metros de alcanzar la cima de la más hermosa y gallarda de las cumbres de Gredos.


La cresta cimera de La Galana desde la Portilla del Venteadero.
Me cuesta mucho renunciar a la cumbre de La Galana, estando tan cerca, a tan pocos metros... pero lo cierto es que la roca está congelada y el viento helado es insoportable, tenemos que abandonar. Regresamos de nuevo al Venteadero y nos disponemos a descender por la escarpada Canal de los Geógrafos hacia la Hoya Antón. Entramos de lleno en el Circo de Gredos envueltos en una profunda ventisca. 


Canal de los Geógrafos.
Dejamos a nuestra derecha la imponente silueta del Almanzor y continuamos nuestro descenso hasta llegar al Refugio Elola, en la Laguna Grande de Gredos. Mi sensación de derrota es tremenda, no puedo creer que haya estado tan cerca de la cumbre de La Galana sin llegar a coronarla, pero a veces en la Montaña hay que saber tomar las decisiones adecuadas y no dejarse llevar por impulsos que pueden acarrear fatales consecuencias. Habrá que intentarlo en otra ocasión. 

El Pico Almanzor desde el Refugio Elola.
Finalmente retomamos la ascensión por el Camino de la Laguna a muy buen ritmo y llegamos a La Plataforma antes de la hora prevista, a eso de las tres de la tarde.