Presentación de Mis Mejores Fotografías.

domingo, 3 de junio de 2012

Ascensión al Pico Aneto (3.404 m.): La Crónica Completa.

En el Parque Natural Posets-Maladeta descuella la segunda cima más alta de la península, el Pico Aneto, que con sus 3.404 m. de altitud es la cuna del último de los glaciares pirenaicos. La primera ascensión data de 1842, una gran azaña a cargo del francés Fraqueville y el ruso Tchichathieff que acompañados de tres guías locales coronaron la cumbre por el Circo de Coronas. Lo hicieron poco después de que el cartógrafo francés Reboul confirmara con sus estudios que el Aneto era el punto culminante de los Pirineos, y no el Monte Perdido como se creía hasta entonces. 

Aneto desde los Ibones de Corones.
Lunes, 28 de mayo de 2012
10:30 AM
Estamos en el Pllan de Senarta, a unos 5 km. al norte de Benasque (Huesca), donde se inicia la ascensión a Les Riberetes por el Vall de Vallibierna. Estamos a 1.417 m. de altitud, es decir, que nos esperan nada menos que 2.000 metros de ascensión. 

Benasque, centro neurálgico y capital del valle.
La vía normal de la ascensión al Aneto se realiza por la cara norte, desde el Refugio de La Renclusa, pero Dany y yo queremos rememorar aquella mítica ascensión de Fraqueville & Tchichathieff y vamos a subir por Corones, siguiendo el mismo itinerario que ellos. El descenso lo vamos a realizar por la vertiente norte atravesando el Glaciar del Aneto, de esa manera realizaremos una travesía por el Macizo de La Maladeta.  

Nada más comenzar a caminar nos encontramos ya con las primeras rampas difíciles en la Canal del Tou para dar con la pista que sube a lo largo del Vall de Vallibierna. Cruzamos un denso bosque de Pino Negro que precisamente en este valle alcanza las cotas más elevadas de toda Europa, de hecho, está perfectamente adaptado a los aludes y al frío. 

Vall de Vallibierna desde la pista de Coronas.
9 kilómetros nos separan del Refugio de Corones, situado a 1.970 m. de altitud al final de la pista de Vallibierna. Porteamos todo el equipo de acampada y víveres para tres días, aunque esperamos completar la travesía en dos jornadas completas. El camino está salpicado por numerosas cascadas y el paisaje es sobrecogedor.


Refugio de Corones.
12:30 PM
Llegamos al Refugio de Corones y hacemos una primera parada para descansar y retomar fuerzas. Se trata de un refugio no guardado con capacidad para unas 12 personas que cuenta con radio-transmisor para emergencias. Aunque hemos salvado ya unos 500 m. de desnivel, aquí es donde realmente comienza la ascensión pura y dura. La senda está muy poco marcada, tan solo unos pocos hitos ayudan a orientarse para adentrarse de lleno en el Barranco de Corones. 


14:00 PM
Llegamos al Ibonet de Corones, el primero de los lagos glaciares del conjunto lacustre del Aneto, situado a 2.235 m. de altitud. El bosque desaparece y da paso a la roca granítica que domina todo el macizo, el paisaje aquí me recuerda mucho a Gredos, es una montaña muy parecida al Almanzor. 


Ibonet de Corones.
15:30 PM 
Llegamos al Ibon Inferior (2.620 m.) justo cuando comienzan a aparecer los primeros grandes neveros. Estamos ya reventaos de tanto subir, y unas nubes de evolución que crecen y crecen por el sur nos están poniendo bastante nerviosos. Pero nuestro objetivo para hoy es llegar al Ibon del Medio, situado a  2.725 m. de altitud, es decir, un poco más arriba.

16:15 PM
Cada vez nos cuesta más dar un paso, Dany comienza a debilitarse, no puede más, le está dando una pájara. Le ofrezco una barrita energética pero prefiere tirar para llegar cuanto antes. Todo está cubierto de nieve y el Ibon del Medio está totalmente congelado, tenemos que montar campamento sobre la nieve. 

Nuestro campamento en la base del Aneto.

18:30 PM
Una vez montada la tienda y organizado el campamento nos disponemos a preparar la cena. Dany ha tenido un momento de bajón después de la pájara y se ha recuperado poco después de comer algo, aunque no ha comido mucho. La temperatura está bajando considerablemente pero dentro de la tienda se está muy bien. Pero antes de acostarnos nos damos una vuelta por el lugar para explorar los alrededores y analizar la ascensión de mañana, aunque el Aneto está ya totalmente cubierto por las nubes. 


Martes, 29 de mayo de 2012
7:10 AM
Hemos pasado buena noche aunque la temperatura dentro de la tienda ha rozado los 0ºC. Fuera está todo congelado, tienda, mochilas...


Campamento al amanecer, al fondo el Aneto.
Por suerte todo está despejado y las nubes han dejado de ser una amenaza. Rápidamente nos disponemos a preparar el desayuno para entrar en calor. 


Todo está congelado en el campamento.
9:00 AM
Después de desayunar, recoger el campamento, preparar los macutos y ponernos los crampones nos disponemos a realizar la ascensión a la cumbre subiendo poco a poco por el Glaciar de Corones.

10:10 AM
Superamos la barrera psicológica de los 3.000 m. de altitud, y lo notamos porque cada esfuerzo a esta altitud cuesta un poquito más.

11:15 AM
Algo más de dos horas nos ha llevado llegar al Collado de Corones (3.208 m.), pero para poder alcanzarlo tenemos que quitarnos los crampones y trepar por una pared de unos 8 metros provista de buenos agarres. 

Dany iniciando la trepada final al Collado de Corones.
Nada más cruzar el collado tuvimos que volver a ponernos los crampones para   subir por el borde superior del Glaciar del Aneto hacia la cumbre.

Glaciar del Aneto en el Collado de Corones.
 12:30 PM
Sabemos que estamos subiendo las rampas finales del Aneto, vamos a paso lento pero seguro, estamos agotados, pero hay algo que nos preocupa a los dos...

Allí estoy subiendo las rampas finales del Aneto.

Es el punto negro del Aneto, el llamado "Paso de Mahoma", solo su nombre ya impone respeto. Los dos lo sabíamos, tarde o temprano vamos a llegar al Paso de Mahoma y puede que no podamos superarlo. De hecho, varios montañeros han fallecido en este punto, el último de ellos precisamente este domingo, un montañero tarraconés de 41 años de edad:


Queremos pensar que como en la mayoría de los casos se trata de accidentes ocurridos por imprudencias absurdas, como en este caso, al parecer porteaba esquíes de travesía porque pretendía descender esquiando, y no se le ocurrió otra cosa que cargar con los esquíes por el delicado Paso de Mahoma, una imprudencia más. 

Dany cruzando en temido Paso de Mahoma del Aneto.
 12:45 PM
Llegamos al Paso de Mahoma, la verdad es que impresiona, nos frenó en seco nada más verlo. Lo primero que hacemos es dejar las mochilas y quitarnos los crampones. Tan solo son unos 12 metros, pero están expuestos a ambos lados a una caída descomunal de más de 700 m. Cruzarlo no es excesivamente complicado, tan solo hay que saber muy bien dónde hay que poner las manos y dónde poner los pies, analizar detenidamente cada paso y por supuesto, no mirar abajo, bajo ningún concepto no mirar a ambos lados del abismo para que no te entre el pánico en el punto más delicado de la ascensión.

Son los metros finales de la ascensión, rozando ya los 3.400 m. de altitud, de hecho se ve la cruz de la cumbre. Tiene que ser muy duro para el que no se atreve superar el Paso de Mahoma quedarse a escasos metros de la cumbre, muy duro. Pero lo que nunca se debe hacer es pasar con miedo o inseguridad, una retirada a tiempo puede ser una gran victoria.

Cumbre del Aneto, 3.404 m., el techo de Los Pirineos.
12:50 PM
¡CONSEGUIDO! Cumbre del Aneto, los dos llegamos eufóricos e impregnados de emoción a los más alto de los Pirineos. Hubo un instante en que pensamos que no lo lograríamos, pero aquí estamos, lo hemos conseguido. 

Disfrutando del momento mientras Dany piensa en el descenso.
 Mi "Proyecto 10 Cumbres" sigue adelante y hoy he quitado de la lista a una de las más importantes. Aneto, Torre Cerredo, Almanzor, Peñalara y Moncayo ya están conseguidos. 

Impresionante panorama desde la cumbre del Aneto.

13:15 PM
Pero no todo termina aquí, apenas tenemos tiempo para disfrutar de la cumbre, hay que pensar en el descenso y Dany no para de recordármelo. Hay que volver a cruzar el Paso de Mahoma, hay que descender por el Glaciar del Aneto y hay que tener en cuenta los nubarrones que se están formando por el oeste. 

No hay que perderle el respeto a la Montaña una vez que ha sido conquistada, la mayoría de los accidentes ocurren durante los descensos. Ambos somos conscientes de ello y cruzamos el Paso de Mahoma extremando las precauciones al máximo.

Rápidamente nos ponemos los crampones e iniciamos el vertiginoso descenso por la ladera norte hacia el Vall de Barrancs a través del Glaciar del Aneto.

Dany tenía razón, esas nubes no traen nada bueno y todavía estamos por encima de los 3.000 m. de altitud. Hay que bajar rápido. Por suerte la nieve está bastante blanda y realizamos el descenso a velocidad de vértigo.

15:45 PM
Los cambios repentinos de las condiciones atmosféricas en los Pirineos pueden provocar descensos de 10 a 15 ºC en cuestión de minutos y dar origen a una tormenta o ventisca que pueden convertir una ascensión iniciada en una mañana soleada en una complicada marcha difícil de concluir satisfactoriamente.

Y eso fue lo que precisamente nos pasó a Dany y a mí durante el descenso. El cielo comenzó a tronar y en cuestión de minutos comenzamos a notar las primeras gotas de agua que caían sobre nuestras cabezas. Suerte que llegamos al Pllan d'Aiguallut justo a tiempo para buscar unas rocas y meternos debajo de ellas lejos de los rayos que caían a nuestro alrededor.

Nos quitamos los crampones, las mochilas y lo dejamos todo junto con los bastones y los piolets lejos de nuestro alcance. Nos metimos debajo de una gran roca y esperamos pacientemente a que pasara la tomenta. 

Tras la tormenta cayó una fuerte granizada. Luego estuvo lloviendo un buen rato hasta que aflojó. Rápidamente volvimos a equiparnos y seguimos bajando. Pero entonces cayó otra tormenta, todavía más virulenta. Volvimos a meternos bajo una roca y volvimos a esperar. Estábamos empapados y con los pies helados. 

18:30 PM
Después de la tormenta siempre viene la calma. Por fin pudimos seguir nuestro descenso y llegamos a la impresionante Cascada de Aiguallut, cuyas aguas desaparecen misteriosamente bajo la tierra. No pude hacer fotos de todo el lugar porque estaba lloviendo y la mochila estaba ya empapada y temía que la cámara fotográfica pudiera dañarse con tanta agua. Sí pude grabar algunas tomas con la videocámara, aunque Dany no me dejó grabar durante la tormenta cuando estábamos bajo la pierdra. 

Como paró de llover descartamos subir al Refugio de La Renclusa y decidimos seguir bajando por la pista de La Besurta hasta el fondo del valle para dar de nuevo con el coche, en el Pllan de Senarta. 

20:30 PM
Ni que decir tiene que llegamos reventados al coche, deseando quitarnos la ropa mojada, cenar y meternos en los sacos. Al final todo salió bien y los dos estamos todavía emocionados por haber conseguido subir al Aneto. Ahora no pensamos en el Monte Perdido, estamos demasiado agotados, puede que lo descartemos, que lo dejemos para otro año, ahora solo pensamos en descansar y tomarnos mañana el día de relax. Luego, ya se verá...


No hay comentarios: