Presentación de Mis Mejores Fotografías.

jueves, 27 de mayo de 2010

Ascensión al Pico de Las Llanonas (1.903 m.) y La Fitona (2.041 m.).

La Cuenca Alta de los ríos Torío y Curueño conforma uno de los paisajes montañosos más inóspitos e inaccesibles de la Cordillera Cantábrica. El Pico de Las Llanonas y el Alto de la Fitona forman parte de la hilera de cumbres que marcan el límite provincial entre León y Asturias.

Precisamente es esa hilera de cumbres la que tengo que recorrer a lo largo de la octava jornada de mi Travesía Transcantábrica, la que discuirre entre el Puerto de Piedrafita y el Puerto de Vegarada. Pero el tiempo no me ha acompañado y desgraciadamente he tenido que hacer todo en recorrido envuelto en un espeso y húmedo manto de niebla.

Esta es la única imagen que pude sacar de ambas montañas desde lo alto del Valle Aguazones, donde nace el Río Torío. La tomé en las primeras horas de la jornada, poco antes de iniciar la ascensión desde Piedrafita.

A medida que me fui acercando a Piedrafita iba aumentando la nubosidad, pero todavía podía distinguir el itinerario que debía seguir. Esta es la Casa del Puerto; al otro lado de la peña que se ve al fondo se encuentra el Valle de Bucipeñas que es por donde voy a realizar la ascensión.

Empecé a subir por una senda que ascendía desde los restos de una antigua explotación de marmol, pero la senda desapareció en medio de la espesura de los brezos y pronto me vi metido en la ladera de un monte plagado de piornos y brezos, solo con la ayuda de algunos neveros pude ir ascendiendo más cómodamente. Pero en cuanto alcancé los 1.800 m. de altitud desaparecí en medio de la niebla. No era capaz de ver nada más allá de dos metros, de modo que lo único que podía hacer era guiarme con la ayuda del mapa y de la brújula, hasta que de pronto llegué a este punto.


No podía ser otro lugar, era el Pico de Las Llanonas (1.903 m.), este hito indicaba el lugar. Ahora lo único que podía hacer era seguir caminando en dirección Este hasta el Collado de La Madera sin perder vista al límite provincial. Lástima que no pueda disfrutar de las vistas que tienen que ofrecer estos cortados.

Frío, lluvia, niebla... las gafas se me empapaban y no podía ver nada. Tenía que caminar extremando al máximo las precauciones para no despistarme por alguno de los barrancos que caían hacia el norte.

En el Collado de La Madera encontré una dolina donde me metí para resguardarme del viento y para calentarme una sopa para comer. Allí no había ninguna señal de vida, no había ganado, no había sendas ni veredas, me sentía totalmente aislado en medio de la nada.

Después empecé una ascensión que se me hizo interminable, tenía el frío metido en el cuerpo y estaba agotado, el viento soplaba con fuerza y chispeaba sin cesar. En cuanto llegué al Alto de La Fitona (en la foto) estaba más preocupado por la bajada que otra cosa; se me estaba haciendo tarde, no se veía nada y tenía que encontrar una vía para el descenso que no me llevara por ningún cortado. Estaba realmente preocupado, fue sin duda el momento más delicado de toda la Travesía Transcantábrica.

En otras circunstancias hubiera seguido caminando hasta llegar a las Peñas del Faro, pero en ese momento lo que primaba sobre culaquier cosa era descender con seguridad hasta encontrar una vega o una majada donde poder acampar.

Al día siguiente pude ver por fin dónde me encontraba y pude distinguir al fondo la Peña del Faro. Ya estaba muy cerca del Puerto de Vegarada para continuar con mi travesía.


miércoles, 26 de mayo de 2010

Ascensión al Cellón (2.029 m.).

Realizo esta ascensión en la séptima jornada de la Travesía Transcantábrica entre Arbás del Puerto (Pajares) y el Puerto de Piedrafita. No hay más que coger la pista que sale de la misma Colegiata de Arbás y comenzar a caminar hasta alcanzar los saltos de agua del Arroyo Las Pozas. A partir de ahí ya solo queda subir monte a través siguiendo el curso del arroyo hasta el Collado de Campañones. Las vistas desde aquí ya son espectaculares.

Desde el collado ya se ve el vértice geodésico que indica el punto más alto del lugar, el Cellón (2.029 m.). Tube suerte con las nubes que se disiparon de la cumbre nada más que llegué para permitirme contemplar las vistas de Pajares y Pola de Lena.


Después de depositar en el buzón de la cumbre la tarjeta de la ascensión seguí mi camino iniciando el descenso por la vertiente norte en busca del Collado Bustavide.

La cumbre del Cellón ofrece inmejorables vistas de Pajares y del Macizo de Las Ubiñas.


Esta es la vista del Cellón desde la vertiente norte, llegando al Collado Bustavide.

martes, 11 de mayo de 2010

Transcantábrica VI (Itinerario Final).

El objetivo es finalizar la Travesía Transcantábrica iniciada el año pasado, completando en 8 jornadas los 120 km. restantes correspondientes al Sector Oriental, entre el Puerto de Pajares y los Picos de Europa.

Partiré el miércoles día 26 de mayo del mismo Puerto de Pajares donde me dejará un autobus de Alsa aproximadamente a las 9:45, y llegaré si todo sale según lo previsto a Cangas de Onís el miércoles día 3 de junio.

JORNADA 1 (7): Puerto de Pajares - Puerto de Piedrafita.
Fecha: Miércoles, 26 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 15 Km.
Ascensiones: El Cellón (2.029 m.); Pico Tres Concejos (2.014 m.); Camparón (2.042 m.).
Desnivel máximo: 658 m.
Será una jornada larga y de altitud en la que las condiciones meteorológicas jugarán un papel fundamental para el buen desarrollo de la jornada. La mayor parte del recorrido transcurre rozando los 2.000 m. de altitud y sin sendero, teniéndome que guiar únicamente de la orientación geográfica que representa la línea de cumbres que divide las provincias de León y Asturias.

Desde Arbás del Puerto (1.365 m.) cogeré la pista que sube por el Arroyo de Los Pozos cuyas aguas vienen directamente del Cellón. La ascensión al Cellón por el Arroyo de Los Pozos está salpicada de grandes saltos de agua que tendré que ir sorteando hasta alcanzar la cumbre. En cuanto llegue a La Majada de Los Pozos, a 1.700 m. de altitud, intentaré subir hasta el Collado que separa El Cellón del Campañones, a 1.971 m. muy cerca ya de la cumbre. Desde El Cellón (2.020 m.) seguiré toda la crestería de la Sierra de los Pasos de Arbás hasta llegar al Collado Bustavide (1.699 m.). Desde aquí la línea de cumbres gira en sentido Noreste hacia el Collado Propinde (1.583 m.) desde donde se inicia la ascensión al Pico Tres Concejos (2.014 m.). Si las condiciones meteorológicas no son las apropiadas, en el Collado Propinde puedo optar por descender al Valle de Bustamores y acortar el recorrido evitando las grandes altitudes del Pico Tres Concejos y del Camparón (2.042 m.). Hay que llegar a la Sierra del Cuadro en sentido Sureste hasta alcanzar la Collada El Cuadro (2.015 m.), la Braña Fría y bordear el Pico Aguazanes por el Collado Vallequín (1.957 m.). Desde aquí ya solo queda descender hacia el Puerto de Piedrafita (1.683 m.) y buscar un buen lugar donde acampar.

Jornada 2 (8): Puerto de Piedrafita (1.683 m.) - Puerto de Vegarada.
Fecha: Jueves, 27 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 14 km.
Ascensiones: Pico Laguna (1.963 m.); Pico Las Llanonas (1.903 m.); La Fitona (2.041 m.); La Muesca (2.017 m.).
Desnivel máximo: 486 m.
Continua la larga crestería iniciada en El Cellón hasta el Puerto de Vegarada, cuyas aguas en su vertiente sur vierten hacia el Curueño, el río más limpio, recóndito y literario de León. Se trata de la Montaña Central Leonesa, la Comarca de Valdelugueros, famosa por su calzada romana que llega hasta el mismo Puerto de Vegarada.

Partiré desde Piedrafita retomando poco a poco la crestería limítrofe en sentido Este hasta alcanzar la cumbre del Pico Laguna (1.963 m.). Tras él, alcanzaré el Collado Morgao (1.778 m.) desde donde podría coger una senda que recorre la vertiente asturiana hasta el Collado de La Madera (1.784 m.). Después toca ascender al Pico de La Fitona (2.041 m.) y La Muesca (2.017 m.) desde donde se inicia el descenso hacia el Puerto de Vegarada (1.555 m.), un descenso que parece salpicado de pequeñas vegas y dolinas (Portillo de Faro, Cabanillas) donde podría acampar para pasar la segunda noche.

Jornada 3 (9): Puerto de Vegarada - Isoba.
Fecha: Viernes, 28 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 17 Km.
Ascensiones: Pico Agujas (2.141 m.); Peña de Requegines (2.026 m.); Peña El Ausente (2.041 m.).
Desnivel máximo: 821 m.
Jornada muy especial en la que realizaré una ascensión que tengo pendiente desde hace muchos años, la del Pico Agujas (2.141 m.), que será además el punto más alto de este sector de la travesía. Es la cumbre más alta del Circo de Cebolledo, en plena estación de esquí de San Isidro. El mayor atractivo de esta jornada será divisar los Picos de Europa desde la cumbre del Pico Agujas y divisar el Lago Ausente desde las cumbres que lo rodean.

Será una jornada muy dura y larga, con un importante desnivel y un terreno muy inestable. Partiré temprano desde Vegarada y me dirigiré al Valle de Riopinos por la pista recién asfaltada que da acceso a la estación de San Isidro. Serán unos 6 Km. de marcha hasta llegar a la Majada de Riopinos, a unos 1.660 m. de altitud. Desde allí subiré por la pista a la Collada de Agujas (1.941 m.), el punto exacto a donde llegan los telesillas. Desde este punto iniciaré la ascensión al Pico Agujas dejando la mochila en algun punto donde pueda recogerla durante el descenso. Luego me dirigiré hacia el Circo de Requejines abriéndome paso por la crestería de la Sierra de Sentiles hasta dar con la Peña Requejines (2.026 m.), muy próxima a la Peña El Ausente (2.041 m.). En el collado que hay entre ambas puedo dejar la mochila y subir alguna de las dos cumbres, depende del tiempo y de mis fuerzas. Para el descenso hacia Isoba bajaré al Lago Ausente y desde allí buscaré paso por la Vega Fonda hasta llegar al pueblo, donde me espera un merecido descanso.

Jornada 4 (10): Isoba - Lago Tronisco.
Fecha: Sábado, 29 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 11 km.
Ascensiones: Pico del Lago (2.009 m.).
Desnivel máximo: 760 m.
Jornada muy especial cargada de recuerdos por mi regreso al Pinar de Lillo, el único Pinar Autóctono de la Cordillera Cantábrica. El pinar está fuertemente protegido y vigilado por la Guardería del Parque Regional de los Picos de Europa, y me han denegado el permisdo de acceso por encontrarse el Urogallo Cantábrico en período de reproducción. No obstante intentaré "colarme" por alguna de sus laderas sin ser detectado, pues conozco muy bien el terreno gracias al estudio que realicé hace unos cuantos años en el interior del Pinar de Lillo.

Iniciaré la ruta desde Isoba por el Valle de Langreo pasando por el Lago Isoba, el Pozo de La Leña, la Loma Entrevados y los Prados de San Justo. Cruzaré la carretera de Cofiñal y subiré por el Valle de Tronisco hasta la Loma de los Pinares de Lillo. Desde allí, siguiendo la pista del cortafuegos ascenderé poco a poco hasta llegar al Pico del Lago (2.009 m.), la última cumbre de la travesía. Luego bajaré hasta el Lago Tronisco, a 1.774 m. y buscaré algun punto donde montar campamento. Si llego pronto, podría optar por comenzar el descenso hacia las Minas Antiguas de Manganita y buscar refugio o campamento por el Valle de Cabañas, cerca de la Ermita de la Virgen de Riosol.

Jornada 5 (11): Lago Tronisco - Collada de Valdemagán.
Fecha: Domingo, 30 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 18 Km.
Ascensiones: Ninguna.
Desnivel máximo: 530 m.
Etapa de transición en la que comienza la aproximación a los Picos de Europa. Tras el descenso del Pico del Lago hacia el Caserío de Riosol tomaré la carretera para dirigirme directamente al pueblo de La Uña.

Será una jornada de gran recorrido pero suave y tranquila, sin cumbre pero con cierto desnivel. Desde el Caserío de Riosol (1.370 m.) cogeré la carretera y caminaré sobre firme durante unos 6 km. hasta llegar al pueblo de La Uña. Allí cogeré la pista que sube hacia los Puertos de La Fonfría, pero desviándome en sentido Noreste por el arroyo de Carcedo hasta llegar al Collado de Valdemagán, a 1.746 m. Desde allí comenzaré un largo descenso por el Valle de Valdemagán con la vista de Sajambre al frente. Buscaré alguna zona donde acampar por la Majada Tronceda, donde esté bien resguardado del viento y del frío en altitud.

Jornada 6 (12): Valdemagán - Soto de Sajambre.
Fecha: Lunes, 31 de mayo de 2010.
Distancia aproximada: 13 km.
Ascensiones: Ninguna.
Desnivel máximo: 740 m.
Cruzo el inmenso Valle de Sajambre para llegar a los pies del Macizo de los Picos de Europa. Cruzaré los pueblos de Pío, Oseja de Sajambre y llegaré hasta el pueblo de Soto.

Descenderé por todo el Valle de Valdemagán hasta llegar al pueblo de Pío y a cruzar los arroyos del río Sella y Pontigos, llegando a los 660 m. de altitud, un desnivel que tendré que recuperar cuando suba a Oseja de Sajambre y al pueblo de Soto. En Oseja espero poder aprovisionarme de víveres en el supermercado del pueblo para afrontar los últimos días de la travesía. Pasaré la noche en Soto de Sajambre.

Jornada 7 (13): Soto de Sajambre - Majada de Angón.
Fecha: Martes, 1 de junio de 2010.
Distancia aproximada: 12 Km.
Ascensiones: Ninguna.
Desnivel máximo: 580 m.
La Senda del Arcediano es un antiguo trazado utilizado por los romanos para comunicar la Meseta con Asturias. También sirvió a la invasión musulmana y a la posterior reconquista, y durante el Medievo sirvió de paso de viajeros y trasiego de mercancías. Desde la construcción de la carretera del Pontón por el Desfiladero de Los Beyos en el siglo XIX, esta primitiva senda ha quedado relegada a un papel pastoril y turístico. Pero aun conserva intacta a lo largo del tiempo la calzada romana original, y por la extraordinaria belleza del paisaje merece la pena encauzar la travesía por esta vía clásica.


Partiré temprano desde Soto de Sajambre cogiendo la pista que sube por encima del pueblo siguiendo las indicaciones del GR que recorre toda la Senda del Arcediano. El primer tramo será el más duro, con una ascensión continuada hacia El Jurcueto, bordeando el Cantu Cabroneru y alcanzando los 1.497 m. de altitud en la Cruz del Tarabicu, ya sobre territorio asturiano. Luego la senda transcurre entre El Raxu y Bellanzo directamente hacia el Collado de Cueto Angón (806 m.). A partir de este collado buscaré un lugar idóneo para pasar la última noche de la travesía.

Jornada 8 (14): Amieva - Cangas de Onís.
Fecha: Miércoles, 2 de junio de 2010.
Distancia aproximada: 17 km.
Ascensiones: Ninguna.
Desnivel máximo: 700 m.
El trazado de la Senda del Arcediano en su tramo final se ha visto seriamente afectado por la construcción de numerosas pistas, muchas de ellas asfaltadas, que dificultan el poder seguir el camino original. Discurre a lo largo de la Sierra de Amieva entre las cuencas de los ríos Sella y Dobra, hasta llegar al mismo punto donde ambos confluyen, en Millares, a 4 km. de Cangas de Onís.

Me encuentro en Amieva dispuesto a recorrer los últimos kilómetros de la Travesía Transcantábrica, a lo largo del tramo final de la Senda del Arcediano, conocido en la zona como el Camín Real. Tomaré la pista que sube hacia el Collado de Amieva (801 m.) para descender al pueblo de San Román. Allí buscaré un hito que marca el camino que conduce al Collado de Sañín (706 m.), punto donde tomaré un descanso para quizás aprovechar y subir el Pico Castiello, desde el que tiene que verse una buena panorámica de la vertiente del Sella. Tras el collado cruzaré la Vega del Carro y me dirigiré por las veredas hacia la vertiente sobre el Cañón del Río Dobra, buscando una bajada que me lleve directo a la Olla de San Vicente, un hermoso remanso de aguas azuladas. Desde aquí, ya por sendero continuaré el curso del Río Dobra hasta el Puente Romano y Millares, donde confluye con el Sella. Los 4 km. restantes los recorreré a pie por carretera hasta llegar a Cangas de Onís.