Presentación de Mis Mejores Fotografías.

sábado, 4 de septiembre de 2004

Desierto de Tabernas (Almería).

El Desierto de Tabernas (Almería) es un paraje único en Europa, el único desierto propiamente dicho de todo el continente. Su interés ecológico se basa en el modelado del relieve, en la vegetación y en la fauna. Un conjunto sumamente complejo de factores climáticos, edafológicos y geológicos han contribuído para modelar un sobrecojedor paisaje formado por grandes "Bad Lands", cárcavas, ramblas, barrancos, torrenteras y planicies de austera vegetación sometidos a continuos procesos de erosión.


La barrera montañosa de la Sierra Alhamilla favorece el aislamiento de la influencia mediterránea y provoca el efecto Fohën a escala reducida, lo que hace disminuir la humedad relativa del aire y contribuye a extremar las oscilaciones térmicas. En consecuencia la desolación vegetal es espectacular, y las pocas especies que logran colonizar las cárcavas y los taludes conforman una comunidad con un alto grado de xerofilia, semejante al de los desiertos norteafricanos. Muchas de estas especies son endémicas de Almería y junto con una fauna condicionada por factores ecológicos tan peculiares el resultado es un Paraje Natural exclusivo protegido legalmente desde 1989.


Es Sábado, 4 de septiembre de 2004. Me encuentro en San José (Cabo de Gata, Almería) disfrutando de unos pocos días de vacaciones con Marta junto a nuestros amigos Oscar y Loli, que también se han traído a su pequeña Laura. Hemos venido en busca de decanso, relajación, tranquilidad y reflexión, sobre todo mucha reflexión después de un período de dos años plagados de intensísimo trabajo, y después de cinco años de un matrimonio que desde hace unos días atrás atraviesa una profunda crisis que probablemente conduzca a su fin.


Tengo mucha ansiedad metida en el cuerpo debido a los acontecimientos de los últimos días y necesito evadirme de todo lo antes posible; siento más que nunca la necesidad de un contacto directo con la naturaleza y el Cabo de Gata me ofrece varios parajes para poder escaparme.

Después de examinar detenidamente los mapas y valorar todas mis posibilidades y los recursos que tenía al alcance, decido salir hoy de madrugada con el coche en dirección a la Sierra Alhamilla y al Desierto de Tabernas para hacer una pequeña ruta por alguno de sus espectaculares barrancos.


Se trata de una ruta por el fondo de una de las ramblas más profundas del desierto, la Rambla de Tabernas. El sendero discurre por el lecho arenoso de la rambla desde el Puente de Los Callejones, en las proximidades del "Mini Hollywood", hasta un oasis que fue construído en 1962 para rodar una de las escenas de la película "Lawrence de Arabia".


En contra de lo que yo pensaba Marta decidió a última hora acompañarme en la ruta. Cojimos el coche y pusimos rumbo a la Autovía del Mediterráneo con dirección a Murcia para tomar la Nacional 340 en Sorbas y recorrer los paisajes de la Sierra Alhamilla.

Visitamos los pueblos de Lucainena de Las Torres, Los Romerales, Turrillas... hasta llegar a Tabernas y al cruce de la A-92. Dejamos el coche en el aparcamiento del "Mini Hollywood" y descendimos el barranco por un sendero construído con maderos entablados.

Ya en el fondo del barranco caminamos siguiendo el lecho de pequeños riachuelos rodeados de cañas y juncos hasta la primera bifurcación de la rambla. El espectáculo geológico es sobrecogedor: Numerosos desplomes cuaternarios rodeados de grandes cárcavas modeladas a capricho del sol, del viento y del agua durante miles de años.



De frente distinguimos la espectacular silueta del Monte Alfaro, uno de los más característicos del Desierto de Tabernas, reconocible en numerosas secuencias de películas rodadas en Almería.



La rambla que viene por nuestra derecha procede de la Rambla de Otero, un espectacular barranco que sirvió de panorámica para rodar secuencias de películas como "Lawrence de Arabia", "Indiana Jones y la Última Cruzada", "El bueno, el feo y el malo", o "La Muerte tenía un Precio".


Después de caminar durante una hora llegamos al famoso oasis que, por lo que nos han dicho en el punto de información turística del "Mini-Hollywood" fue construído por Eddie Fowlie en 1962 con plameras traídas de Alicante para rodas varias escenas de "Lawrence de Arabia". Posteriormente utilizaron el mismo oasis para rodar algunas escenas de "La Muerte tenía un Precio".

Ha sido una ruta sencilla y tranquila, pero sobre todo me ha parecido muy interesante recorrer los parajes donde se rodaron películas tan importantes para la historia del cine. Mientras caminaba me imaginaba al equipo de rodaje dando instrucciones a actores tan ilustres como Harrison Ford, Clint Eastwood o Peter O'toole.


Me han quedado ganas de volver en otra ocasión y recorrer con mayor detenimiento todas estas zonas, o incluso subir alguna montaña como el Monte Alfaro, que a pesar de no sobrepasar los 750 m. de altitud tiene que ofrecer una vista espectacular de todo el Desierto de Tabernas. ¡Volveré!